Hyundai revela el Cradle: el vehículo que camina!

Hyundai revela el Cradle: el vehículo que camina!

El fabricante Hyundai ha revelado su nuevo concept car: un vehículo con patas robóticas que podrían salvar vidas como vehículo de primera respuesta en las zonas que hayan sufrido un desastre natural.

Presentado durante el CES de Las Vegas este Enero de 2019, el concept Elevate (llamado comercialmente Cradle) de Hyundai es un coche eléctrico con patas robóticas que se puede conducir como un vehículo convencional o  extender éstas para poder ser utilizadas para caminar.

El Cradle está diseñado para ayudar a los trabajadores de emergencias a viajar a través de terrenos hostiles en caso de un desastre natural. Las primeras 72 horas después de un desastre natural son las más cruciales para salvar vidas.

 

 

 

 

 

 

Muchas veces, debido a la naturaleza del desastre (incendios forestales, terremotos, huracanes o inundaciones), puede ser difícil para la ayuda humanitaria alcanzar y obtener ayuda inmediata a los necesitados. Hyundai ha desarrollado este concepto para ser más rápido, eficiente y resistente en esta clase de casos.

 

 

 

 

 

 

El diseño resultante se basa en un arquitectura modular de chasis modular con motor eléctrico, con módulos que se pueden intercambiar dependiendo de la situación y el entorno.

Cuatro patas robóticas que se extienden desde el cuerpo dan al vehículo la opción de conducir, caminar o escalar en cualquier dirección a través de diferentes parajes, ayudadas por un control torsional al final de cada pierna.

El diseño está basado en la última tecnología de actuadores eléctricos de Hyundai, que otorga a la arquitectura de la pierna robótica del vehículo seis grados de libertad, lo que significa que tiene seis aspectos independientes de movimiento.

Estos son la cadera vertical, la cadera horizontal, la rodilla, el tobillo, la dirección y la rueda. Cada rueda también está alimentada por un motor de propulsión de buje.

 

 

 

 

 

 

Con sus ruedas completamente extendidas el vehículo puede cruzar parajes que incluso los vehículos todoterreno más capaces no podrían cruzar.

Existen varios modos de conducción: el llamado suspensión activa hace que las piernas robóticas sigan el terreno irregular manteniendo el nivel del chasis del coche.

Cuando el vehículo camina puede hacerlo de dos modos: Reptilian, donde las piernas se colocan hacia fuera a ambos lados del cuerpo, y Mamífero, donde las piernas se disponen al frente y detrás del chasis.

Todos estos modos juntos implican que el vehículo pueda ofrecer ayuda a los necesitados mucho más rápido que un equipo de búsqueda y rescate ordinario. El chasis también incluye acceso por los cuatro lados para asegurar que los trabajadores humanitarios puedan introducir heridos dentro del vehículo de forma rápida y segura.

 

 

 

 

 

 

Cuando un tsunami o un terremoto golpea, los vehículos de rescate actuales sólo pueden llevar a los primeros activistas al borde de la zona cero. El resto del camino debe de hacerse a pie. El Hyundai Cradle puede dirigirse al lugar y subir sobre escombros o zonas inundadas.

Aunque esta tecnología puede emplearse más allá de situaciones de emergencia. Las personas con discapacidades en todo el mundo que no tienen acceso a una rampa de asistencia podrían usar un Cradle como vehículo autónomo que podría caminar hasta su puerta principal, nivelarse y permitirle que su silla de ruedas acceda a su casa. Las posibilidades son muchas.

 

 

 

 

 

 

Las patas también pueden plegarse y guardarse para entrar en un modo de conducción normal. Se corta la alimentación de las articulaciones y se inicia un sistema de suspensión pasiva integrado para maximizar la eficiencia de la batería, lo que permite que el vehículo conduzca a velocidades de carretera como un coche ordinario.

Combinando la robótica con la última tecnología electrónica, el Hyundai Cradle tiene la capacidad de llevar a las personas donde ningún coche lo ha hecho antes, redefiniendo nuestra percepción de la libertad de conducción..

Podemos imaginarnos en un coche varado en una zanja llena de nieve a 3 metros de la carretera, pudiendo salir de ella caminando o escalando por el terreno, para volver a la carretera y poner a salvo a sus pasajeros, estén o no heridos. Este es el futuro movilidad vehicular.

Fuentes: Hyundai // Dezeen.

  • Fecha: January 15, 2019 12:30
  • Categorías: Anuncios Información Tecnología Prototipos